Desde los Estados Unidos de América

He estado viendo la toma de posesión del Presidente Donald J. Trump y su discurso de investidura y me llena de satisfacción que el 45° Presidente de los EE.UU., haya puesto a Dios al servicio de su país. Sus promesas de ayudar a los perseguidos del mundo cuando asumiera el poder nos convenció, lo apoyamos y no nos arrepentimos de haberlo hecho. También prometió luchar contra el islamismo radical y erradicarlo de la faz de la tierra.

Leer más