Donar a Escuela Bona Fortuna

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

nya-huset-540x359-978x650

¡AYUDA REAL!

 ¿Desea ser copropietario de una escuela en NEPAL?

¡Ahora le brindamos la oportunidad de adquirir una participación en la nueva escuela Bona Fortuna en Katmandú, en Nepal!

2016-03-29-skolan

En mayo de este año inauguramos la nueva escuela BONA FORTUNA con capacidad para 50 niños de entre 6 y 14 años de edad.

¡Por solo 5 US $ al mes durante 4 años, dispondrá de una participación de un 1/100 de la nueva escuela para 50 niños pobres en Katmandú, Nepal!

¡Puede optar por otras modalidades de donación: aportación mensual de 60 US$ o una única de 240 US$!

¡Vaya a su banco hoy mismo – o utilice nuestro módulo de PAYPAL de esta página, e indique “BF School“ como concepto de pago!

me-kids

Este proyecto cuenta con el apoyo local de las autoridades municipales Ghorkarnaswor, que correrán con la mayoría de los gastos operativos anuales.

Por lo general los alumnos no pueden hacer frente a la compra de libros de texto y uniformes escolares, como suele ser costumbre en el país, y nos hemos propuesto  solicitar la ayuda de las partes locales interesadas en este cometido.

Solo necesitamos fondos para el edificio y el equipamiento básico. Y hemos apostado por ofrecerles la posibilidad de adquirir una participación en la nueva escuela, en vez de recurrir a préstamos a intereses altos en Nepal!

¡OBS! No hay obligaciones jurídicas ni económicas asociadas con este “patrocinio de copropiedad”. ¡Se trata de una labor benéfica en pro del bien de los más necesitados!

agnetha-nadia-english-441x600

“Hace tiempo que las organizaciones de ayuda humanitaria despiertan en mí un sentimiento de escepticismo, al observar que solo una pequeña parte de las donaciones llega realmente a las personas que más lo necesitan.

Pero mi encuentro con dos personas tan entusiastas como Ewa y Hans Erling me hizo vencer esa reticencia. Ellos me hablaron de la labor de la Fundación Hatune y de lo mucho que la hermana Hatune y su organización llevan haciendo en su labor de ayuda a los necesitados con los recursos limitados que tienen a su disposición! 

Percibí que se trataba de una organización que marcaba la diferencia, y en la que el dinero de los donativos no se pierde por el camino, sino que llega a su destino final: las personas más vulnerables que realmente lo necesitan.

El pasado otoño mi hija y yo conocimos a Prakash Adhikari, director del orfanato y de la escuela del proyecto Bona Fortuna, con motivo del viaje de éste a Europa a la Fundación Hatune. Su compromiso y su pasión solo sirvieron para reafirmarme en mis convicciones.

Y cuando se presentó la oportunidad de convertirme en copropietaria de la nueva escuela, no podía dejarla pasar, al igual que lo hicieron mi hija y mi madre con donaciones mensuales al proyecto.

¡Es maravilloso poder ayudar a que los niños, en uno de los países más pobres del mundo, tengan una escuela con buenos maestros y puedan recibir una educación que les abra las puertas de un futuro mejor y prometedor!”

Agnetha Svanede

DONACIÓN A BONA FORTUNA



 ¡No se olviden de rellenar el concepto en el recuadro de texto que aparece al realizar la donación!

Descargue aquí nuestra publicación 2016

    
Untitled-4

Back to Top